Martina Cruz

(Temperley, 1997) Estudia guión cinematográfco en la ENERC (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinnematográfica). Publicó tres plaquetas: Camino negro al fondo, editado por El Rucu Editor, Call Center editado por Rama Dorada y Esto no es un poema de amor junto a Camila Guardia, editado por BRUTA. Publicó su primer libro en 2019 titulado Cuando se incendia mi casa editado por Elemento Disruptivo.

La cintita roja

I

Te acordás cuando mi viejo se consumía

y vos trajiste una cintita roja

que si pensabas en no sé qué número mágico

muchas veces

se curaba

Ese sos vos insistiendo:

la ternura levantando árboles de raíz

con silbidos

II

Sobre todo me acuerdo

que mientras mi viejo se volvía crisantemos

yo pensaba que ojalá hubiera funcionado lo de la cintita roja

como un último acto de magia

una esperanza de vidrio

III

Mi vieja encontró la cintita roja

la tiró a la basura por error

sin entender

porque las viudas no entienden

Creo que nuestro amor

tuvo el mismo destino

una lástima también

Viejo

llegué a la casa de mi viejo

toqué el timbre y no me abría

pensé que estaría tomando una siesta

pero pasaban los minutos y

golpeé las puertas

toqué el timbre

le di patadas a las cosas

abrí la ventana a la fuerza

y ahí estaba en la cama

-en ese momento

aún no podía imaginarme mi vida sin vos-

empecé a llorar y a gritar

no hay nada peor que los hijos derramados contra una puerta

no te movías ni un centímetro

y no había respiración

en la panza plateada

ni un movimiento de manos

yo agarré el celular que temblaba

contra la palma

tampoco supe a quién llamar

de pronto te levantaste y abriste

fue así de simple

la segunda vez que pasó esto fue más brutal

e infinita

pasé los primeros meses

como esa media hora

golpeé puertas

toqué timbres

le di patadas a las cosas

abrí ventanas a la fuerza

esperando que fuera así de simple

que te levantes

Temperley

lleva flores mezcladas en la falda,

en la bombacha y en el corpiño

se escapan pétalos de jazmín

a la mañana hizo silencio nómade

y se escuchó un murmullo

de antiguo amor por la tarde,

durmió en el ataúd y aún olía a flores

29

si tuviera que definirme

podría decir que no soy nada

de lo que he sido

soy la negación de lo anterior

sólo un niño con un crimen

De: Camino negro al fondo

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Twitter
Instagram